Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

El coronel no tiene quien le escuche

Una aproximación antropológica a las narrativas militares

Ana María Forero Ángel
Ciencias Sociales

“Una aproximación antropológica a las narrativas militares se pregunta por la manera en que la élite militar del ejército de Colombia ha construido una “tradición” a partir de una narrativa particular de la historia y de la sociedad colombiana. El texto no pretende desmentir o confirmar el relato de los hechos históricos elaborado por los oficiales entrevistados y reseñados. Más bien, pretende comprender el sentido trágico y el sentimiento de dolor y frustración de la élite militar, al presentir una ruptura de larga data entre la institución castrense y la sociedad civil colombiana. ¿Cómo explican ellos esta ruptura? ¿Cuáles son las emociones que se mueven? ¿Qué implicaciones tiene esto en las posiciones que tomen frente a los acuerdos de paz? Son preguntas que la autora se hace a lo largo del libro, mientras analiza la manera como estos militares ilustrados ordenan e interpretan la secuencia de los hechos del acontecer nacional y a los diferentes grupos sociales del país: élites gubernamentales, grupos raciales, “enemigos subversivos”, entre otros.

La autora asume el enorme reto metodológico de ejercer autocontrol valorativo frente al relato histórico producido por una de las instituciones que mayor trascendencia ha tenido en el trasegar nacional, y sobre el que caen todos los días los mayores cuestionamientos. El éxito de este autocontrol valorativo y su capacidad de tomar distancia y concentrarse en el valor de su pregunta hacen que en el libro se haya logrado desenmarañar los sentidos más profundos que el relato propone.

Forero Ángel se vale de la aproximación dramatúrgica que le permite dar voz a los sujetos leídos y entrevistados mientras que advierte el carácter de “ficción” de sus narrativas. Esto hace que el libro se ubique en los debates contemporáneos sobre representación política y ciencias sociales. Con la forma elegida la autora da voz a múltiples actores —autores—narradores militares sin perder de vista el carácter “artificial” de sus constructos ni los propios posicionamientos que entran en tensión con las voces escuchadas.

El texto es una de las primeras aproximaciones etnográficas al ejército colombiano. Su mirada es émica, es decir que se sitúa desde el horizonte de producción de las narrativas estudiadas sin olvidar el carácter problemático del sujeto de estudio. El coronel no tiene quien le escuche: Una aproximación antropológica a las narrativas militares problematiza el rol de las ciencias sociales a la hora de ocuparse de grupos dominantes, retomando con fuerza la necesidad de preguntarse también por las características de los grupos de élite”. Daniel Varela

Detalles de la publicación

ISBN impreso 9789587745429
ISBN electrónico 9789587745436
Codigo DOI http://dx.doi.org/10.7440/2017.56
Periodo de publicacion Segundo semestre
Año de publicación 2017
Mes de Publicación Octubre
Edición Primera
Formato Rústica
Número de páginas 164
Tamaño 17 x 24 cm
Precio 30000

​Adquiera el libro aquí
Adquiera el ebook aquí

Descripción en inglés

An Anthropological Approach to Military Narratives questions the way in which the military elite of the Colombian army has constructed a "tradition" based on a particular narrative of Colombian history and society. The purpose of the text is not to either deny or confirm the account of historical facts elaborated by the officers interviewed and reviewed. Rather, its purpose is to understand the sense of tragedy, pain and frustration of the military elite when it sensed a breakdown of long standing between the military institution and Colombian civil society. How do they explain this rupture? Which emotions are stirred? What implications does this have in terms of their position with respect to the peace agreements? These are questions the author asks herself while she analyses the way in which these illustrious military men order and interpret the sequence of national issues and the country's different social groups: governmental elites, race groups, and "subversive enemies," among others. The author takes on a huge methodological challenge in reserving her judgment vis-à-vis the historical account produced by one of the institutions which has been the most significant in terms of the national events, and which is increasingly questioned. Her success in reserving judgment and her ability to distance herself and focus on the value of her question unravels the deepest meanings proposed in the account. Forero Ángel uses a dramaturgical approach that allows her to give voice to the subjects read and interviewed while it reveals the fictional nature of her narratives. This locates her book among contemporary debates on political representation and the social sciences. With her chosen form, the author gives voice to multiple military actors —authors, narrators- without losing sight of the "artificial" nature of her constructs or her own position which clashes with the voices heard. The text is one of the first ethnographic approaches to the Colombian army. Its perspective is emic; that is, it is situated in the productive horizon of the studied narratives without neglecting the problematic nature of the subject of study. El coronel no tiene quien le escuche, una aproximación antropológica a las narrativas militares problematizes the role of the social sciences when it comes to dealing with dominant groups, and decisively resumes the need to also ask ourselves about the characteristics of elite groups. Daniel Varela

Links Informativos

​Ver páginas preliminares​ aquí

Biografía del autor

https://academia.uniandes.edu.co/

Libros relacionados

REDES SOCIALES

CONTACTO

Recibe Información

Calle 19 No. 3 - 10, Edificio Barichara, Torre B - Oficina 1401 // Teléfono (571) 3394949, Ext. 2133 // Email: infeduni@uniandes.edu.co // Código postal 111711 //Universidad de los Andes | Vigilada Mineducación / Reconocimiento como Universidad: Decreto 1297 del 30 de mayo de 1964 / Reconocimiento personería jurídica: Resolución 28 del 23 de febrero de 1949 Minjusticia